Verdades en Breve

Trinidad
La doctrina de que Dios es uno y existe eternamente en tres distintas personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo cada uno de los cuales es totalmente Dios e iguales. Esta es una doctrina bíblica a pesar de que la palabra trinidad no aparece en la Biblia. El primero en usar este termino fue Tertuliano, un padre de la iglesia del tercer siglo. Mas tarde esta doctrina fue articulada y defendida en respuesta a la herejía de Arrio quien negaba la divinidad del Hijo, en el concilio de Nicea en 325 después de Cristo.

Eisegesis y Exegesis 
La palabra eisegesis viene del griego eis: hacia + hegeisthai: guiar = guiar hacia dentro.  Es la falacia interpretativa de leer la escritura metiendo en ella ideas teológicas preconcebidas en lugar de dejar que ella se interprete a si misma.   La palabra exégesis viene del griego ex: sacar + hegeisthai: guiar =  guiar hacia afuera.  Es leer la escritura buscando encontrar y sacar el significado que hay en ella sin meterle ideas preconcebidas.  Los "eisegetas" suelen ser gente que se precian de ser prácticos, profundos o innovadores en su entendimiento de la Biblia.   Su actitud suele ser llena de pragmatismo, misticismo, tradicionalismo o sentimentalismo y son promotores de doctrinas y métodos extraños. 

Calvinismo o Doctrinas de la Gracia Soberana
El  “calvinismo” son las verdades sobre la salvación derivadas de la doctrina de la soberanía de Dios en administrar su gracia--por eso se le llama “las doctrinas de la gracia.”   El calvinismo no fue ocurrencia de Calvino.  De hecho, Agustín de Hipona enseñó “el calvinismo” casi mil años antes que Calvino, y Pablo lo enseño más de 300 años antes de Agustín.  La presentación sistemática del calvinismo se halla en los Cánones de Dort (1618-1619) escritos para rebatir las afirmaciones de los Antagonistas que afirmaban la habilidad natural de los hombres para creer y para aceptar o rechazar la gracia salvadora de Dios por su libre voluntad.   Las doctrinas de la gracia son cinco: 1) la depravación total del hombre, 2) la elección incondicional, 3) la redención particular (o expiación limitada), 4) la gracia o llamamiento irresistible y 5) la perseverancia eterna de los santos.